Con la tecnología de Blogger.

Mi Perfiles en la red

Perfil de Facebook de Carlos Luis Nava Molero

visitas

PUBLICIDAD

Connections

Nigale, el Héroe del Pueblo Añú El Cacique Nigale y la rebelión de las tribus de la Cuenca del Lago de Maracaibo 1598 – 1606

Nigale nació hacia el año 1577 en la isla de Zapara, ubicada en la entrada de la Barra del Lago de Maracaibo, cuyos habitantes ancestrales pertenecientes a la etnia Añú conformaron la tribu de su mismo nombre (los zaparas). Sus actividades de subsistencia giraban principalmente en torno a la pesca y comercio de sal, y por diestros conocedores de las entradas y canales de la barra fueron utilizados como pajes o prácticos por las embarcaciones españolas para evitar el encallamiento; esta labor realizada por la gente de su tribu también fue llevada a cabo por Nigale, la que le permitió conocer a los españoles, dominar su idioma y ser paje del fundador de Ciudad Rodrigo (Maracaibo), Alonso Pacheco, de quien fue esclavo como otros de su etnia. Es bueno acotar que estos aborígenes también realizaban intercambio o trueques con los demas tribus de la cuenca del lago, incluso con la propia Nueva Zamora de Maracaibo, ciudad que, a diferencia de sus anteriores doblamientos (Nueva Zamora fue el tercer redoblamiento de Maracaibo) no fue azotada por piratas y filibusteros pero si tuvo que enfrentar la rebelión iniciada por los Zaparas y que se extiende a los demas grupos indígenas de la cuenca, con el que se inicio una escalada de ataques que acarrearon la muerte de muchos de sus moradores asi como las graves dificultades para su aprovisionamiento, y que Nigale tras lograr fugarse de su “amo”, organizó y dirigió motivado por el vejamen y explotación de los españoles para con su pueblo y los de la cuenca, asi como por el despojo de sus territorios ancestrales. Las hostilidades comenzaron en 1598, cuando Nigale como cacique de los Zaparas inicio ataques a los buques y fragatas en el paso de la barra de Maracaibo, lo que imposibilitó el trafico y comercio a Nueva Zamora, Gibraltar y demas pueblos circundantes y relacionados con el Lago de Maracaibo, como Mérida, Trujillo, Barinas y Guanare. Ante la grave situación suscitada por los ataques del cacique Nigale y los Zaparas, a la que se sumaron activamente los indígenas Añú de la tribu de los Aliles, el Cabildo y vecinos de Nueva Zamora de Maracaibo rogaron al Gobernador y Capitán General de Venezuela, Gonzalo de Piña Ludeña, diera a socorro a esa ciudad enviando éste en auxilio y con soldados, armas, municiones y bastimentos suficientes atacó a los indígenas habitantes del caño Paisana de la Barra y logro someter con gran dificultad a los Zaparas, los que se aquietaron durante los breves años de su gobierno. En 1600 nuevamente se suscito un feroz ataque esta vez por los aborígenes de la tribu Quiriquire, los que se sublevaron contra el encomendadero y Teniente del Gobernador, Rodrigo de Argüelles, destruyendo la ciudad de San Antonio Gibraltar. Pero es a partir de 1606 cuando la situación defensiva de Nueva Zamora de Maracaibo se hace crítica, una vez que el cacique Nigale logró articular la sublevación de las tribus aborígenes habitantes de ambos extremos de la cuenca del Lago de Maracaibo: Aliles, Toas, Auzales, Arubaes, Eneales, Quiriquire, Parautes, y Misoas, los que hicieron causa común en el propósito de destruir los asentamientos españoles, en especial Nueva Zamora de Maracaibo y restablecer al dominio aborigen los espacios ancestrales que la invasión europea les había arrebatado tras someterles por las armas y esclavizarlos. Las primeras acciones del Cacique Nigale y las tribus se fueron la destrucción de las siembras y labranzas de las que se abastecía Nueva Zamora de Maracaibo y con canoas obstaculizaron su aprovisionamiento, adueñándose ademas de todos los bajeles y canoas surtas en su bahía. También destruyeron los puertos situados a lo largo de las costas del lago para evitar que fuesen llevados víveres, como fue el caso de puerto existente en los pueblos de Tomoporo y Moropo cuyos habitantes eran indígenas adictos a los españoles. La coalición de tribus aborígenes dirigida por Nigale una vez logrado el control de los pueblos puertos menores y de aprovisionamiento de la cuenca dirigieron sus esfuerzos al asedio y taque de la ciudad principal Nueva Zamora de Maracaibo cuyo, Cabildo y vecinos trataron rodearon con muro de tapias y centinelas para protegerse. Diezmados por las dificultades para el aprovisionamiento, con escasas posibilidades de navegación y en estado de zozobra los habitantes de Nueva Zamora de Maracaibo debieron aguardar durante varios meses, hasta que el Gobernador y Capitán General de la Provincia de Venezuela, Sancho de Alquiza, designo en febrero de 1607 al Capitán Juan Pacheco Maldonado para encargarse de su gobierno como teniente de Gobernador y para someter a los indios sublevados, preparando a tales efectos un contingente en Trujillo, Mérida y Maracaibo para aniquilar, de manera muy especifica, a Nigale y la tribu Zaparas. Una vez que tuvo suficientes hombres, armas, pertrechos, dos bergantines y reunir todas las canoas posibles, Juan Pacheco de Maldonado Zarpó del “puerto de Barbacoas” ubicado en Moporo, colocando en practica un ardid bien tramado para capturar a Nigale, dar muerte a los Zaparas o hacerles prisioneros.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

que bueno que se acuerden de nuestros aborigenes que fueron los primeros defensores de nuestra patria ante la invasion saqueos y esclavitud a nuestros ancestros por parte de los españoles.felicitaciones al que tomo en cuenta a este cacique.NIGALE este heroe patriota y zuliano. Ahora el nuevo puente se llamara NIGALE en honor a este cacique