Con la tecnología de Blogger.

Mi Perfiles en la red

Perfil de Facebook de Carlos Luis Nava Molero

visitas

PUBLICIDAD

Connections

El fin de la insurrección aborigen en la cuenca del Lago De Maracaibo tras la muerte de Nigale y sus repercusiones

Junto al Cacique Nigale, los Zaparas son literalmente aniquilados por los españoles. Apenas unos pocos lograron salvarse huyendo a lugares remotos. El resto de las tribus, especialmente los Añú: Aliles y Toas, al considerar lo sucedido con su líder Nigale y la Tribu Zapara, pertenecieron temerosos, en espera de los acontecimientos que podrían suscitarse en sus pueblos, lo que efectivamente aconteció ya que Pacheco Maldonado los atacó, quemo sus casas, talo sus labranzas, le arrebato sus canoas y mato a más de setenta indígenas Aliles e hizo a los demás prisioneros.

Igualmente suerte corrieron los indígenas de las tribus del sur: Parautes, Misoas y Quiriquires fueron exterminados o reducidos a prisión.

Es bueno acotar que en la Capitanía General de Venezuela jamás había ocurrido triunfo con las repercusiones de la obtenida por el Capitán Juan Pacheco Maldonado sobre Nigale y las tribus de la cuenca del Lago de Maracaibo. Además del Gobernador y Capitán General Sancho Alquiza, el propio Rey de España por carta de Fecha 23 de mayo de 1608 felicitó a Pacheco Maldonado y le agradeció sus servicios a la Real Corona por el allanamiento de los rebeldes que impedían la navegación en el Lago de Maracaibo. También el Cabildo de Nueva Zamora le agradeció el sometimiento y exterminio del cacique Nigale y los Zaparas, lo que permitiría finalmente a los españoles el alzamiento de la ciudad, sus comunicaciones y comercio, consolidándose la ocupación europea en la cuenca del Lago de Maracaibo en base al etnocidio, el despojo de los espacios ancestrales y la esclavitud de los grupos indígenas