Con la tecnología de Blogger.

Mi Perfiles en la red

Perfil de Facebook de Carlos Luis Nava Molero

visitas

PUBLICIDAD

Connections

Genocidio Indígena

Es con la llegada de los conquistadores que se inicio el proceso de reducción de la población autóctona que poblaba la cuenca del lago de Maracaibo. Desde la prisión del gran jefe Canoabo por parte de Alonso de Ojeda hasta la exterminación de los zaparas y quiriquires en 1581, entre las autoridades de Rió Hacha y Maracaibo las hazañas de Nigale, Mara, Yaurepara y otros tantos lideres naturales no pudieron con la arremetida del conquistador el cual perfecciono sus armas durante siglos para matar a seres humanos.

Entre 1580 1650 muchos grupos habían desaparecido por las acciones genocidas. Algunos se replegaron a las serranías y otros morían por las pestes y enfermedades en su retirada. Los zaparas, aliles, eneales, aratomos, cosinas y guajiros fueron reducidos después de varias sublevaciones y ataques en Maracaibo y otras poblaciones los wayuu, resistieron y se replegaron en la península para continuar con la lucha por su autonomía.

Nectario Maria (1977), afirma que los parautes, zaparas, eneales y quiriquires fueron exterminados por orden de Juan Pacheco Maldonado, sus jefes apresados y asesinados entre ellos Nigale y Tolennigastes asi como Mataguelo y Camiseto. Sus canoas confiscadas, quemaron sus rancherías, talaron sus labranzas y la persecución se extendió a demás grupos cercanos y lejanos de Maracaibo. Los conquistadores fundaron nuevas poblaciones para continuar persiguiendo a los nativos, tal es el caso de Sinamaica, fundada por Real Cédula en 1774, como la Villa de San Bartolomé de Sinamaica para someter a los guajiros a travez de un batallón militar permanente.

Los descendientes de los primeros pobladores de nuestro estado Zulia, hoy se mantienen y siguen luchando por el reconocimiento de sus derechos y por su reafirmación étnica.